La Ciudad Deportiva

La Ciudad Deportiva

El secreto de sus cuentos

por | January 9, 2014 9:16 AM
4

Eduardo Sacheri, autor de El secreto de sus ojos, la novela que llevada al cine ganó el Óscar a la mejor película extranjera en 2010, ha vuelto a la carga en la víspera del Mundial con un libro de cuentos de futbol: La vida que pensamos, publicado por Alfaguara.

Este escritor argentino, nacido en el último tercio de la década de los sesenta, ejerce en esta nueva entrega una pequeña libertad de la que no gozarán los directores técnicos cuyos equipos asistirán a la cita veraniega en Brasil’2014. Mientras los entrenadores mundialistas se quebrarán la cabeza en los próximos meses para convocar únicamente a 23 jugadores —o bien para poder encontrar el mismo número de jugadores nacionales medianamente competitivos—, Sacheri ha decidido no respetar esa cifra y conformar su selección narrativa con 24 de sus mejores cuentos más un epilogo a modo de tiempo extra.

En La vida que pensamos no caben los finales predecibles —como el tan manido a fuerza de Hollywood, consistente en que el protagonista marque en los segundos finales el gol que vale un campeonato— ni tampoco la dramatización de las proezas futbolísticas de los profesionales de este deporte. En los cuentos de Sacheri encontramos historias que bordan sobre el modo en que diferentes personas se hacen cargo del duro oficio de vivir y lo enriquecen con su amor por el juego: la nostalgia de viejos hinchas por un estadio desaparecido; la difícil asistencia a la cancha con la pesada ausencia del amigo fallecido; el romance que corre en paralelo al rendimiento mundialista de la selección; el agradecimiento a un jugador histórico; los avatares del joven empleado al que su jefe no le permite jugar; el parentesco que puede estar inscrito en los genes de una gambeta; la presencia improbable de una estrella de exportación en un partido con amigos de la infancia, etc.

Desde el ámbito de las letras latinoamericanas contemporáneas, Sacheri presta al futbol los mismos buenos oficios que Leonardo Padura al beisbol. Las novelas del cubano —entre las que destaca El hombre que amaba a los perros, en la que se entrecruzan las biografías de León Trotsky y su homicida Ramón Mercader— reflejan, entre muchas otras cosas, su profunda afición al beisbol y su amplio conocimiento de la historia de ese deporte en Cuba. Además, en la figura de su célebre personaje de ficción —Mario Conde, un investigador policial metido después a vendedor de libros viejos— Padura proyecta los que parecen ser los mismos motivos que llevan a Eduardo Sacheri a escribir cuentos como los incluidos en La vida que pensamos, pues el policía cubano imaginario “siempre había pensado que le gustaría escribir historias de gentes comunes (…), de esas que podían pasar por el mundo sin dejar una sola muesca en la faz de la tierra, pero que llevaban sobre las espaldas la carga impresionante de vivir cada día”, mientras que al escritor argentino, tal como él mismo afirma, le “gusta contar historias de personas comunes y corrientes. Personas como yo mismo. (…) Tal vez, porque me seduce y me emociona lo que hay de excepcional y de sublime en nuestras existencias ordinarias y anónimas”.

4

Copyright © 2010
La ciudad deportiva, capital de pasiones.
Todos los derechos reservados.