La Ciudad Deportiva

La Ciudad Deportiva

El Tiki Taka ha muerto

por | April 10, 2014 1:43 PM
26

La Champions es la cima del futbol mundial, donde compiten los mejores equipos, donde dirigen los mejores técnicos, y donde de verdad demuestran los mejores jugadores que lo son. Es una competencia que corona ciclos y estilos pero también la que los mata.

El Barcelona de Rijkaard y Ronaldhino marcó las bases para uno de los estilos más atractivos y exitosos de la historia en la temporada 2005-06. Tres años después, el Barca de Guardiola y Messi llevó este modelo a la cima en 2008-09. Fue la época del Tiki Taka. Después de ese maravilloso año el Barcelona podía incluso permitirse algún descalabro y seguiría siendo reconocido como el mejor equipo del mundo.

Pero todo ciclo llega a su fin y este miércoles el Tiki Taka está herido de muerte. La Champions no perdona, el Atlético, el Chelsea, el Real Madrid, además del Borussia y Bayern de la temporada pasada así lo demuestran. El Tiki Taka fue glorioso y atractivo, pero Mourinho primero y Simeone después han demostrado cómo se puede competir contra este estilo y cómo se puede ganar un partido de forma contundente sin tener más de un tercio de la posesión.

Aunque el fin del Tiki Taka no llegó sólo en Madrid de la mano del Barcelona, tuvo una víctima silenciosa en Múnich. Del Barcelona se puede argumentar que el equipo se está haciendo mayor, que ha faltado valor en la dirección para renovar su cuadro, o que los asuntos extra deportivos han distraído a varios de sus futbolistas. Y sí, es verdad que todos estos factores han influido en el mal año del equipo culé, pero quien no se puede agarrar a ninguno de estos clavos es el entrenador que llevó al Tiki Taka a lo más alto, Guardiola.

Guardiola hoy, a pesar de haber superado con el Bayern Múnich al Manchester United y llegar a semifinales ha sufrido un golpe durísimo. Cuando hizo jugar al Bayern con posesiones largas alternado pases horizontales y verticales durante 135 minutos de la eliminatoria, el Manchester consiguió un parcial de 2-0 y logró esterilizar los ataques de un Bayern sin ideas y con peor ejecución. Sin embargo, cuando dejó que sus jugadores hicieran lo que mejor hacen, que es un futbol más vertical, rápido y voraz, llenó de intensidad donde consiguieron un parcial de 4-0 ante el mismo equipo en apenas 45 minutos repartidos en dos partidos.

Es verdad que Guardiola tiene un ideal que va más allá de los resultados, una filosofía de juego muy concreta y distinguible. El problema está en que si el Manchester United de Moyes es capaz de poner en apuros al Bayern y hacerlos sufrir por primera vez desde la final de la Champions vs el Chelsea, esa filosofía de juego tiene un antídoto, ese antídoto que lo manejan a la perfección Simeone, Mourinho y el Real Madrid.

El Bayern con el estilo de Guardiola y el Barcelona se podrán pasear con el Tiki Taka en la primera mitad de la Champions y en 34 partidos de liga, pero en los partidos de verdad donde los equipos se vuelven leyendas el Bayern de Guardiola necesita parecerse al Bayern de la temporada pasada, un Bayern menos asociativo pero más feroz, un Bayern con menos control del balón pero más control del partido, un Bayern menos atractivo pero más eficaz, un Bayern con menos Tiki Taka y con mayor intensidad que, como los tiburones, salga por su víctima nada más oler la sangre y el miedo.

En el futbol lo normal es que los estilos y los clubes tengan ciclos. Al Tiki Taka y al Barcelona de Guardiola los vamos a recordar como uno de los mejores equipos de la historia, pero la intensidad, la velocidad, la precisión y la verticalidad han revolucionado una vez más el balompié y a partir de ahora serán el orden establecido.

26

  • Alberto Vázquez Paredes

    El Tiqui Taca no ha muerto, lo wue pasa es que para seguir con un estilo debes de jugar con los jugadores más acordes con ese estilo continuamente (lo que se llama renovar el equipo cada ciertos años), algo que no ha hecho el Bacelona que necesita ya desde hace varios años una renovación de arriba a abajo del equipo: paquetes que no se han adaptado a la liga española como Neymar (Ney piscinas: Robinho 2.0 apenas 13 goles en liga la temporada pasada, la anterior literalmente desaparecido toda la 2 vuelta d ela liga, sólo 9 goles en su 1 temporada… otros jugadores realmente malos como Digne, Alcácer, Denis Suárez o André Gomes, todos suplentes fichados porque el club no tiene dinero para invertir en buenos jugadores debido a los altos sueldos que recibe la PPC del equipo, han hecho que hayan fichado únicamente para la 17-18 a otro suplente malo del Benfica, Seemedo, por una millonada, 30.5 millones (a precio de cracks como Pepe o Alves)

Copyright © 2010
La ciudad deportiva, capital de pasiones.
Todos los derechos reservados.