La Ciudad Deportiva

La Ciudad Deportiva

Pacquiao vs Bradley por el honor, más allá de 217 millones

por | April 11, 2014 12:07 PM
11

El tiempo de recuperación de un boxeador es de tres meses para evitar la muerte luego de sufrir un nocaut. De padecer un segundo, hay un 65% de posibilidades médicas de que pierda la vida, según datos publicados por la Comisión Nacional de Cultura y Deporte (Conade).

Manny Pacquiao sufrió dos nocaut en Filipinas antes de ser campeón del mundo y uno más, en su pelea con Juan Manuel Márquez en el año 2012. Aún así peleará este sábado con Timothy Bradley ¿necesidad o gusto propio?

Económicamente, el púgil no tiene la necesidad de hacerlo, pues según un estimado realizado por La Ciudad Deportiva, ha recibido 217 millones de dólares tan sólo en bolsas de premios por sus últimas 14 peleas -desde enero del 2006 cuando peleó contra Erik “Terrible” Morales hasta diciembre del 2013 que se enfrentó a Brandon Ríos-.

Nadie entiende a fondo el motivo por el que el púgil filipino sostendrá otra pelea en la que arriesgará su vida. En la memoria de los aficionados al box aún está fresca aquella imagen de un Manny llegando al sexto round frente a Juan Manuel Márquez. A su mente, sobre todo, viene el momento justo en que cayó desplomado boca abajo para durar un tiempo de dos minutos y treinta y cuatro segundos en la lona.

Es entonces cuando la interrogante vuelve a su mente: ¿por qué pelear otra vez, si no es por dinero? Quizá sea cuestión de honor. El año 2012 dejó terribles huellas en la carrera del boxeador. En el mes de junio, perdió la primera pelea que disputó contra Bradley por decisión dividida de los jueces y seis meses después, ocurrió su nocaut en la pelea contra Márquez.

Esta no fue cualquier pelea; era la cuarta de una cadena de encuentros en los que se tachaba a Manny de ser un farsante favorecido por los jueces. Era el enfrentamiento en el que tenía que demostrar su inocencia, más que para los demás, para él mismo. Pero no fue así.

Días más tarde de que perdiera la pelea, exactamente el miércoles 12 de diciembre de ese año, Manny lloró al ver su encuentro frente a Márquez en una entrevista realizada por la emisora Unang Hirit en Manila. “Sabía que un día iba a perder, pero me dolió lastimar a mis aficionados y familia”, aseguró Pacman.

Incluso el antiguo campeón Bernard Hopkins aseguró “no creo que Manny se pueda recuperar. Este tipo de golpes te quita más de una pelea. Te quita un par de peleas. Es uno de esos knockouts de los que te puedes recuperar en tu vida con un psicólogo, pero no te puedes recuperar completamente en el deporte”.

Y es que luego de una recuperación intensiva de cinco meses y un año de ausencia en el ring. Este año, Pacquiao sólo volvió a pelear con Brandon Ríos, un rival al que muchos desmeritaron porque se encontraba fuera de forma y además ya entre las cuerdas no conectó algún golpe de peligro. Especialistas en el tema aseguraron que la pelea tenía como propósito ser “un empujón psicológico” para el filipino. Mientras que mañana enfrentará a Timothy Bradley un rival complejo y de técnica pura que sí podría aspirar a un nocaut.

En el año 2010, un estudio que publicó la revista “Neurosurgery” reportó que de 1950 al 2007 pudo registrar la muerte de 339 púgiles en el mundo del boxeo profesional. El 64% de esa cifra se asoció al nocaut efectivo y el 15% al técnico. Según la revista Forbes, hasta el día de hoy, la fortuna de Manny es de 34 millones de dólares. Entonces regresa la pregunta… ¿qué busca Pacquiao? ¿Honor? ¿Gloria? ¿Redención? Al parecer, no es una cuestión de dinero.

11

Copyright © 2010
La ciudad deportiva, capital de pasiones.
Todos los derechos reservados.