La Ciudad Deportiva

La Ciudad Deportiva

Sami Stoner, la atleta invidente que corre con su perra guía

por | November 11, 2012 11:39 AM
0

La ceguera le puso un obstáculo alto; un perro le ayudó a superarlo. Sami Stoner es a sus 16 años clínicamente ciega para cualquier tipo de competencia deportiva. Comenzó a perder la vista unos años atrás hasta llegar a ver borroso todo y quedar descartada para correr en el ámbito de su pasión, el atletismo, pero gracias a Chloe, su perra guía, hoy puede seguir adelante.

Antes de su trágica pérdida de la vista, Sami jugaba futbol en el colegio. Poder pisar las canchas profesionales en algún momento era su más grande sueño, hasta que la falta de interés de las mujeres de Ohio por practicar este deporte llevo a la disolución en el equipo en el que estaba. El primer sueño de Sami Stoner se desvanecía.

Para no quedarse fuera de condición, esta joven de Ohio decidió meterse al ámbito del atletismo. No era para ella en un principio. Llegó a odiar el deporte, hasta que en una ocasión se puso los botines, corrió y se dio cuenta de las amplias posibilidades que tenía de destacar.

Cuando todo parecía ir viento en popa, Sami Stoner comenzó a notar debilidad en sus ojos y alteraciones en su visión. No veía con claridad el pizarrón, confundía los colores y se le nublaba la vista, por lo que acudió al doctor para conocer qué sucedía con ella. El diagnóstico la derrumbó. Sami tenía la incurable enfermedad de Stargardt, un padecimiento con única posibilidad de empeorar.

“Solo podía llorar y llorar. Unas veces por rabia de que me hubiera pasado a mí, otras por que estaba aterrada”, confesó en una entrevista la joven atleta.

Una amiga de ella intentó ayudarla y lo hizo durante mucho tiempo, pero eventualmente se alejó. No había demasiadas esperanzas para Sami y su vista seguía empeorando. Cuando la tormenta azotaba sobre ella, apareció Chloe, la pequeña perrita que se convertiría en su guía. “Un perro en casa te cambia la vida, pero a mí me la solucionó”, cuenta la joven corredora.

Chloe se convirtió en su mejor amiga y en su mayor razón para seguir en las pistas. Más allá de tener una mascota fiel y querida, Sami Stoner encontró en Chloe lo que necesitaba: un apoyo que fuera su solución para seguir adelante con su carrera deportiva.

“Ella vigila las raíces y los obstáculos y me orienta por el terreno más llano”, dice Sami, palabras que le sirvieron para conseguir un permiso para correr en las pistas con Chloe. Sale siempre 20 o 30 segundos después del disparo de salida para evitar accidentes, por lo que la razón que corre no es ganar.

“No corro para ganar ni para hacer tiempos ni nada por el estilo, corro porque me encanta. Y ahora, que puedo seguir corriendo gracias a Chloe”, comenta Sami orgullosa de su mascota y guía. “Siempre puedes seguir haciendo las cosas que te propongas, solo tienes que encontrar un camino diferente para hacerlo”, concluye la joven atleta dando una verdadera lcción de vida.

Sami Stoner demostró que la única barrera impasable es rendirse. Contra la ceguera y contra los pronósticos, Sami encontró en su mascota Chloe la amiga y guía perfecta para superar los obstáculos más altos que la vida le puso y hoy es uno de los ejemplos a seguir en el ámbito deportivo.

Te recomendamos leer:

Bradley Sneider, el medallista ciego que sobrevivió a un bombazo

Luis Álvarez, el cupido regordete que conquistó México

0

Leave a Reply

Copyright © 2010
La ciudad deportiva, capital de pasiones.
Todos los derechos reservados.