La Ciudad Deportiva

La Ciudad Deportiva

Thiago, el verdadero Balón de Oro de Lionel Messi

por | January 19, 2013 4:14 PM
0

El valor de las cosas ha cambiado para Lionel Messi desde la llegada de Thiago. Ni siquiera la sonrisa que pone en su rostro saberse ganador de cuatro Balones de Oro se puede comparar con la alegría que representa para él poder llegar a su casa y saber que su hijo está esperándolo.

“Te cambia completamente. Antes llegaba a mi casa y seguía como si continuara estando fuera. O sea, con bronca. Si las cosas no salían bien, me la llevaba conmigo a todos lados. Ahora, no. Antes, me encerraba en mí mismo y no quería escuchar a nadie. Ni escuchar ni ver a nadie. Ahora llego a mi casa, veo a mi hijo y me olvido de todo, se me pasa todo”, cuenta Lionel Messi con el placer de saber que cualquier futbolista querría estar en sus zapatos, alrededor de una vida que hoy complementa con su hijo.

A pesar de su sufrir su primera derrota de la temporada, Messi reconoce que hay cosas más importantes que alguna distinción o los constantes halagos. Para él, actualmente no hay nada ni nadie más importante que el pequeño Thiago y su familia.

“Ahora, lo primero es él, después él y, al final, él. Cambió un montón, cambió para todo. Primero está él y luego todo lo demás. Ahora, cuando miras las cosas, tienes otras perspectivas, otras prioridades. A la hora de ver la vida, de pensar cada momento, de analizar cada situación, todo es diferente. Muy diferente”, confiesa Messi.

Ser padre y futbolista es el sueño de cualquiera que se desenvuelve en el futbol, o al menos eso es lo que asegura Lionel Messi. La fórmula del balón y la cuna supera cualquier expectativa que pudo haber vislumbrado y es así como hoy por hoy, a pesar de sufrir su primera derrota en mucho tiempo, puede llegar a su casa, ver sus Balones de Oro, y encontrar la mejor sonrisa en su hijo que reposa siendo el niño que le cambió la vida a Lionel Messi.

0

Leave a Reply

Copyright © 2010
La ciudad deportiva, capital de pasiones.
Todos los derechos reservados.